Comparte

La educación ha sido el proceso de facilitar el aprendizaje desde hace mucho tiempo y de esta manera trasmitir conocimiento a las personas. Nosotros como jóvenes nos ha tocado vivir en una época donde la educación ha sido devaluada y desenfocada de sus objetivos, son muchos los jóvenes que por falta de motivación o por falta de dinero, dejan de estudiar.

Creo firmemente que hoy, es muy importante levantar la educación porque en nosotros jóvenes esta la esperanza de un futuro mejor para las nuevas generaciones. Una educación que busque disminuir la violencia, aumente los valores y el amor al prójimo. Soy estudiante de psicología y maestra de preescolar, en todo este tiempo tratando con niños he aprendido que tienen una gran capacidad de recepción de información e imitación, que muchos adultos no ven. Si le das una vida con amor a un niño y un ejemplo de generosidad y humildad, es muy probable que naturalmente aprenda a trasmitir eso a los demás. Por lo contrario, si ellos reciben un ejemplo de falta de empatía, arrogancia y violencia, crecen con ese ejemplo constante y del cual se convencen que es normal y correcto de imitar con las personas que los rodean. Así pues, nosotros como jóvenes adultos podemos hacer un cambio de valor a la sociedad, porque aunque pienses que no puedes cambiar todo el mundo, en el pedacito que te toco vivir puedes hacer la gran diferencia. Desde ser un ejemplo para tus alumnos, primos, sobrinos o simplemente para las personas que te rodean.

Y aquí es cuando planteo la siguiente pregunta ¿Es una buena idea tener hijos en la actualidad?   Bueno…hay muchas opiniones al respecto y al final tu podrás responderte esa pregunta según tu propio criterio, sin embargo, para mi es importante hablar a los jóvenes de este tema ya que, tiene todo que ver con el nuevo futuro que queremos crear y existe mucha desinformación sobre ello. Escucho constantemente comentarios de algunos jóvenes como “No quiero tener hijos porque el mundo ya está muy mal, lleno de violencia y cada vez más caro” “¿Para qué traer vida si todo se está acabando? Sería un acto de egoísmo” 

A lo que yo respondo: si lo tengo, no es para sumar un delincuente más a nuestro país, sino para aportar a este mundo un granito de esperanza con ese ser humano, que con la ayuda de Dios, puedo criar para sumar profesionales empáticos, artistas, profetas, maestros, hombres y mujeres libres de estereotipos que logren amar a su prójimo a pesar de ser distinto a ellos, siendo personas capaces de tomar sus propias decisiones sin dañar a quienes los rodean teniendo a Dios como centro de su vida. 

Para mi ser madre siempre ha sido un sueño porque me parece el acto de amor más grande, entregarse en cuerpo y alma a otro ser humano para enseñarle desde las cosas más básicas hasta las más complicadas de la vida, y eso para nada me parece un acto de egoísmo, al contrario, me dejo de priorizar a mí por darle prioridad a ese hij@ que Dios me manda.  

Este es un llamado para ti joven, a reflexionar sobre que estas aportando tú al futuro de nuestro mundo con la educación, con tus acciones y decisiones del día a día. Juntos podemos formar un futuro próspero. 

 “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él” Proverbios 22,6 

… Pero muchos padres han asumido que es su deber decidir cuál es ese camino. Y después de forzar al niño a caminar en él, se afligen porque no se mantiene en el camino que el padre escogió.

¡Todo por Jesús!

-Ana Lorena Willis Peña 


ankorinclan en Twitter: "Tal vez no pueda cambiar el mundo, pero sí puedo  cambiar el pedazo que me tocó... https://t.co/IDk8Ttan7G" / Twitter