Comparte

<Christus Vivit>

145. Contrariamente a lo que muchos piensan, el Señor no quiere debilitar estas ganas de vivir. Es sano recordar lo que enseñaba un sabio del Antiguo Testamento: «Hijo, en la medida de tus posibilidades trátate bien […]. No te prives de pasar un buen día» (Si 14,11.14). El verdadero Dios, el que te ama, te quiere feliz. Por eso en la Biblia encontramos también este consejo dirigido a los jóvenes: «Disfruta, joven, en tu juventud, pásalo bien en tus años jóvenes […]. Aparta el mal humor de tu pecho” (Qo 11,9-10). Porque es Dios quien «nos provee espléndidamente de todo para que lo disfrutemos» (1 Tm 6,17).

El papa Francisco nos hace una especial invitación a los jóvenes; “disfrutar nuestro presente”, pero también nos invita a estar atentos al mundo que nos rodea. Nos sugiere vivir desde la alegría, Él no quiere jóvenes tristes ni amargados, tampoco quiere que perdamos las esperanzas entre este mundo de caos y cambio. Nos señala un camino de plenitud, nos invita a no ver con los ojos humanos sino a abrir los ojos del alma, para ver esos pequeños grandes detalles y disfrutar de lo simple y cotidiano, y de este modo ser agradecidos por cada regalo que se nos presenta. 

Es verdad, no es fácil caminar en este mundo insaciable, sin que nos queramos saciar de esos gustos y antojos, pero Jesús te invita a tratarte bien en todas las esferas de tu vida y te dice: busca, cuestiónate, rétate, ve al interior y conócete, conóceme, quiérete y jamás dejes de vivir tú vida, que ese “presente”  te fue asignado a ti. 

Alecsandra Nardelli (equipo provincial de Pastoral Juvenil Vocacional Teresiana Norte)